Paramahansa Yogananda inició su misión en 1917, con la fundación de una escuela para niños en Ranchi, India, llamada Yogoda Satsanga, cuyo programa educativo integraba los métodos educacionales de la época con la disciplina y enseñanzas sustentadas en los conceptos espirituales del yoga. Por esta razón, los Centros de Meditación contemplan la formación de los niños en el arte de vivir equilibrado teniendo a Dios como centro de toda actividad, a través de cantos, juegos y cuentos.

La Escuela Dominical de SRF está abierta para niños de 5 a 11 años, que sean hijos o parientes de estudiantes de SRF. Su propósito es interesar e inspirar a los niños y jóvenes a buscar y amar a Dios por sobre todo. Enseñarles que la seguridad y la paz interior pueden ser halladas únicamente al conocer a Dios, y jamás en las “cosas” de este mundo. Enseñarles a una temprana edad, cómo vivir una vida alegre y balanceada, cómo traer a Dios a su vida diaria y a desarrollar una relación personal con Él a través de la práctica regular de la meditación.

Metas de la Escuela Dominical

  • Establecer un sentimiento de felicidad y seguridad en los niños.
  • Lograr un desarrollo armonioso de cuerpo, mente y alma.
  • Enseñar a los niños cómo comportarse.
  • Enseñar a los niños a vivir una vida balanceada.
  • Despertar en los niños, el amor por Dios.

Estructura de las clases

Las actividades de cada Domingo están divididas en tres áreas básicas, a saber, el Pre-servicio, el servicio y la clase propiamente tal. Bajo esta perspectiva, la escuela dominical comienza con la llegada del primer niño a la sala de clases; es nuestro interés, y el de nuestro Gurú, el que se aproveche al máximo el valioso tiempo del que se dispone con los niños.

El servicio comprende una oración inicial, un ofertorio, los ejercicios de energetización, cánticos y meditación.

La clase es la instancia para tratar algún tema de las enseñanzas de nuestro gurú, extendiéndose algunos temas a más de una clase para profundizar en ellos. Entre estos temas se encuentran: La amistad, hábitos, energía, el alma, amor, meditación, curación, la fé, el coraje, entre otros.

Algunas indicaciones

Resulta fundamental en el logro exitoso de estas metas—además de la dedicación y trabajo de quienes hemos sido aprobados como profesores, la cooperación adicional de los padres y/o apoderados en al menos tres aspectos: la asistencia regular a clases de los niños; la puntualidad en la llegada; y más importante aún, el ejemplo en el hogar de hábitos tales como la meditación regular y cualidades como la bondad, la comprensión, el amor y la compasión.

Esperamos con mucha alegría, la divina oportunidad de entregar a los niños y adolescentes, herramientas que le serán de utilidad a lo largo de toda su vida y a través de las cuales, ellos puedan encontrar la felicidad perdurable del alma.

Escuela Dominical Niños (5 a 11 años)

Horario: Domingos 11:30 – 12:30 hrs.
Lugar: Claudio Arrau 230, Providencia