Pensamiento del día
19 de Abril
La oración

Hay una respuesta que aclarará todas tus dudas: Recurre a Dios y sé plenamente consciente de su perfección. Permite que tus debilidades se disuelvan al reflexionar reverentemente en su fortaleza. No es preciso explicarle nada a Dios, pues Él conoce todas tus necesidades desde antes de pedir por ellas, y está más dispuesto a ayudarte que tú a implorar. Cuando medites, aleja. cualquier otro pensamiento y permanece únicamente absorto en su presencia, que eclipsa todo lo demás. De este modo te tornarás receptivo, y la curación fluirá hacia el cuerpo, la mente y el alma.—Sri Gyanamata, God Alone: The Life and Letters of a Saint

Derechos Reservados Self-Realization Fellowship
Suscríbete a nuestro boletín mensual